jueves, diciembre 20, 2007

Las princesas



Somos todas princesas, no, y tenemos que casarnos con bellos príncipes, enfundados en ropas de gala, y que sepan llevar el reino, es lo mejor para nuestros súbditos. O eso nos han dicho, en realidad, no soy una princesita, desciendo de otra rama, creo que no llevo un hermoso vestido de satén que brilla cuando le da la luz.

Somos princesas, y los hombres mayores que nosotras son nuestros pretendientes.
Somos princesas, y los príncipes mimados de reinos lejanos nos hacen la corte.
Somos princesas, y cuando la Luna nos tapa el sello real de la mirada, los mozos de cuadra nos llevan a lugares poco principescos y nos hacen sentir como chicas normales.

Pero si soy una princesa, que no lo soy, porque espero a un mozo de cuadra, porque no tengo a mi príncipe, el lindo jinete venido de un reino lejano que me enseñaba las cosas con el glamour de un príncipe, porque disfruto con la paja, pudiendo tener seda y oro...

¿Alguien sabe que paso en el cuento?

lunes, diciembre 17, 2007



Buenos días una fría mañana de diciembre, a 17 ya, se nos acaba el año en nada, como pasa el tiempo, sin prisa pero sin pausa. Que risa. Se nos caen los años uno tras otro, ¿habéis hecho algo de lo que estar orgullosos? Espero que sí.

Estoy aprendiendo a tejer calcetines, de momento puedo decir que tengo medio, he llegado al talón, me ha hecho gracia hacerlo, me ha gustado tejer con 5 agujas, al principio no está nada perfecto, ni bien hecho, pero luego me da pena volver a empezarlo, es el proceso, si le llego a hacer pareja que nada nos lo asegura, estará algo mejor, porque ya no será mi primer calcetín, será el segundo.

También tengo un Pokute para Sere. Lees esto Sere, tienes un Pokute para ti. A Puh le hice un gorro chulísimo rosa palo, pero como se me acabo la lana y era de procedencia poco fiable, (de los chinos, nunca encontraras el mismo color otra vez) púes ahora tiene una versión más moderna a rayas de el mismo estilo pero distinto en realidad. Ya subire fotos, (creo).

Tengo el cuello adolorido, creo que puede ser por mi postura frente al pc, tendré que ir al fisio o algo así, a que me coloquen las cosas. Y bueno… mi musa no está conmigo…

viernes, diciembre 14, 2007

Algo rápidito



Voy a aprovechar unos minutillos para escribir, sólo por poder subir unas líneas, porque en realidad aún tengo varias cosas que hacer. Entre ellas mi consabida y adorada pasión por limpiar el baño en una lucha cuerpo a cuerpo uno contra uno, mientras pienso: “espero que por esto no se me estropee la manicura”. Sí, ese tipo de cosas tiene lugar en mi mente.

Quería escribir tantas cosas, y en el momento no tuve tiempo, y ahora es como querer vomitarlo todo de golpe en pocas palabras y lo más rápido posible, pero es que vomitar no es agradable, y cuanto antes lo eches todo mejor. Con esto quiero decir que ahora no sé bien como organizar lo que quería escribir.

Mejor me tomo mi tiempo y lo cuento mejor otro día.

lunes, diciembre 03, 2007

Érase una vez



Había una vez, un tiempo de belleza, fantasía y magia, con dragones y hadas, y encantamientos, que afectaban tanto a los lugareños como a los que se acercaban de tierras muy, muy lejanas. Entre todas estas criaturas maravillosas, vivía una Princesita, de cabellos rojos como el atardecer, con la piel blanca como la nieve, y los ojos verdes esmeralda, esta hermosa princesita, vivía en una torre custodiada, en un hermoso palacio de cristal, del que jamás podía salir supuestamente, púes la Luna se apiado de ella, y en su gobierno, siempre bajo el manto de las pícaras estrellas, la Princesita de ensueño, podía ser libre, y ponerse la máscara de “normal” y tener aventuras de chica normal.

Así la Princesita encontró algo parecido a vivir, a disfrutar custodiada por la magia de la noche, y el amor de la Luna, conoció las cosas que todos vivían pero que a la luz del día para ella no existían. Conoció a otras princesas, y seres mágicos que se escondían tras disfraces de “normalidad” pero hay que tener cuidado con la “banalidad” del mundo “normal”, porque la magia se diluye en él. Porque puedes perder tu magia, su amiga de ojos color de la noche, se lo recordaba, con cariño, “Princesita, tú eres mágica, no lo olvides, él no es un príncipe de verdad, porque para serlo, tendrías que compartir con él parte de tu magia”.

Pero la Luna es traviesa como las estrellas, y su brillo encantador se lo ha robado al Sol, y lo ha hecho suyo, y un simple mozo de cuadra parece un caballero de brava montura, y te hace caprichosa, queriendo tener lo que las chicas “normales” tienen. Pero, ¿de verdad quieres dejar de ser princesa? Habría que buscar otro ser mágico en las escapadas nocturnas, para que ninguno perdiera su magia. Oh, pero es tan divertido, es tan bonito ser como todas las demás, que poco a poco cedes.

“No cedas Princesita, no pierdas tu magia, no te apagues en un mundo de banalidad”

viernes, noviembre 30, 2007

Yuyegingliangkeli





Anoche fui con Juyu a cenar al chino, Casita Asia, que es al que más me gusta ir, la chica que lo lleva es muy maja. Bastante amable, y siempre que vamos nos pregunta por todos los de casa, ya que solemos ir todas.


Púes como la chica ya nos tiene confianza, me ha preguntado que tomo por los granos, y me he regalado un te depurativo chino, para limpiarme por dentro. Me ha dicho que es algo amargo pero que va muy bien, ella lo consigue de China, así que es un detalle que me haya regalado la caja entera. Y no sabe mal… bueno le eche azúcar y manzanilla, pero claro… si de por si me dijo que era amargo.

La cosa es que me ha parecido tan encantador que se preocupe por mi de esa forma. En fin, a ver que tal me va el té chino.

miércoles, noviembre 28, 2007

Gracias Aidu



¡¡¡Que monada!!! Me encanta, a ver si un día subo todas las firmas que me habéis hecho para gaia, porque son tan chulas.

lunes, noviembre 26, 2007

Lunes tardecito al curro



He llegado tardísimo, tengo agujetas por casi todos lados, o al menos dónde más molesto es. Tengo frío, voy a estar hasta casi la tarde con prisas porque me he levantado una hora más tarde, mi despertador se ha quedado parado en las 7:15… no compréis pilas marca la pava, no merece la pena. Me han durado a lo sumo, una semana… fatal.
Pero estoy feliz, cansada, adolorida, pero feliz.

Me han traído un pedazo de calendario que tendríais que ver.

Este fin de semana no he sido madre por horas, lástima… es casi algo que necesito un poco, luego me han dado una dosis de verdad, de verdad de esa fría y dura, de verdad de la que no quieres ver, y aun viéndola, le haces el feo de ignorarla hasta tal punto que consigues creer que no existe en realidad, pero ella está ahí, y es verdad, y la verdad es fuerte, y la verdad te golpea con su crudeza cuando la niegas. Y salio sutilmente pero fulminante, y me dijo estoy aquí, querías olvidarme, o pensabas que ya no importaba, pero sigo aquí.

Pero la verdad no es mala, es sólo que a veces, no quieres aceptarla por… porque no quieres aceptarla, es la verdad, y es lo que hay.

Y… Bueno… todo va bien.

martes, noviembre 20, 2007

Aprovechando un ratito



Ahora que tengo un ratito, que estoy sola y puedo pensar, ¿cómo estáis amiguitos? Os sigo leyendo poco a poco, y escucho (leo) lo que contáis. Todos sabemos que la hermosa princesa a veces, se casa con un fontanero, que aunque trabaja mucho, está en casa para jugar con los niños, oh, si en ese cuento también hay niños. Hemos sido todos buenos chicos, nos portamos bien, hacemos los deberes, yo lo intento al menos, el hacer los deberes, o quizá son los “no debería” los que sigo llevando muy al día.

No debería estar aquí escribiendo, si no… Complete la oración anterior.

Cuando me canso de chupar muerdo, soy limpita y educada. He cogido ese chupachus de mora que tanto me gusta, he tirado el papel a la papelera, y más tarde el palito, pero no he podido evitarlo lo he mordido. He hecho más cosas [atenta cielito] llevo 1,50m de bufanda, lo que significa que en cuanto se me acabe la lana estará terminada. Ya comentaremos como te la hago llegar.

Voy a cogerme un par de días está semana, para hacer cosas, cosas poco interesantes, y cosas muy interesantes. De interés personal podríamos decir, pero es algo que me hace falta.

Ayer [este ayer, se refiere al domingo, porque estas línea las escribí el lunes] estuve en la feria de Callosa, feria medieval, estuvo muy chula. Me compre inciensos, y queso. Me gustan esas ferias, pero claro, también son lugares para comprar… no. Bueno había espectáculos, pero también había mucha gente alrededor.

Fue un buen fin de semana. Me faltaron un par de cosas por hacer, pero hice otras, siempre hay prioridades. Y no me toco la burra.

jueves, noviembre 08, 2007

Tantas cosas, pero al final nada.



Van pasando los días y no me da tiempo a actualizar mi queridísimo blog, tengo más atareadas las mañanas, y en consecuencia estoy ahora escribiendo en casa para más tarde poder subir este texto.

Tengo, o tenía bastantes cosas que quería contar. Porque llevo tiempo sin escribir, y hay cosas que me hubiese gustado contar antes, y también habrá cosas que me gustaría haber contado antes, sabiendo que se me olvidan y en alegre consecuencia no serán escritas. Pero de igual modo, esto se puede ver como un aliciente a que sólo narre los hechos más relevantes… o quizá para que sea aún más desordenada.

Llegue a quedar con Aris, antes de que se volviese a su ciudad, no mucho, pero cenamos todos en el chino y fuimos a fumar tabaco de manzana en cachimba, la verdad es que fue una noche divertida, y me hubiese encantado llevar la cámara para hacer fotos, el local realmente me encanto.

Así que siguen pasando los días y me comunican hechos ocurridos sin mi presencia, la verdad es que nada me ha sorprendido, me ha sentado mal, porque aunque no sean algo que no me esperase en realidad, es porque a pesar de no decepcionarme, al contrario, la gente hace exactamente lo que se puede esperar de ella, ya que de otro modo, te engañas a ti mismo, sí, creo que es exactamente eso, cuando alguien más te sorprende es exactamente cuando hace algo que no estás preparado para que haga. Y no estoy tratando de explicar ninguna acción positiva de las personas, algo bonito, como un regalo, o una visita, no… porque lo que nos mola es hablar de cosas feas.

Bueno, mola hablar de cosas feas, pero cansa, cansa porque me siento una persona gatuna, que pronuncia la erre con calidad sonora, que la alarga a veces demasiado. Porque me apasionan las cosas, y hacer cosas, e incluso llega un momento en que disfruto de no hacer nada, de mirar al techo fielmente, sin perderme ningún detalle de este, y lo mejor del techo es que no hay nada que mirar, que es blanco y liso. Sin grieta alguna que distraiga mi atención. Y disfruto de esos momentos panza arriba, alegre y aletargada en mi ensimismamiento.

Pero sabemos, y si no lo sabéis os lo cuento ahora, que también hago cosas, [y para que se note, esto va por ti belleza] hago interminables bufandas, que se atascan, pero de repente parece que fluyan, que se dejen llevar hasta su fin propio que es abrigar bellas gargantas de porcelana, y arropar cuellos níveos con estilo. Y al día de hoy puedo decir, y lo escribo para que conste, que tengo la mitad, y que si sonríe la suerte, y con ánimos renovados, la tendrás entre tus manos.

Mientras una bella musa de los tejidos me acompaña en el habito de hacer cada tarde aunque sea un poquito más, y que ya poseo esa característica indispensable para las abuelas de tejer sin necesidad de mirar, termino la labor mientras veo la tele. Se acerca peligrosamente mi primer examen, que por lo único que realmente me preocupa es porque le seguirán más. Y en fin, así es el juego, tú enseñas tus cartas, y si no son lo bastante buenas, gana la banca.

Al final no he contado tanto, pero me siento bien, tan sólo me gusta poner estas cosas, escribirlas para vosotros, y tal,o tal vez simplemente escribo para mi. A parte, escribir es una cosa de las que no son feas, pero se pueden escribir cosas feas.

viernes, octubre 26, 2007

martes, octubre 23, 2007

Podría hacer más.




Tengo tantas cosas que hacer, y tan pocas ganas. Creo que como todos, tengo ganas de pasear, de salir y “airearme” pero no de hacer “lo que tengo que hacer” y en mi mente aparece Clint Eastwood con la boca torcida en un gesto serio y sus ojos tan pegaditos que no sabes de que color son. Con su postura de macho alfa que ha pasado toda su vida montando a caballo.


Organizamos una excursión para montar a caballo, sería tan chulo.

Siguiendo con el hilo inicial, creo que podría haber aprovechado mejor el fin de semana. En cosas serías, en cosas que cuentan para mí. Me regaño a mi misma… pero tengo tantas ganas de hacer cosas y tan pocas ganas de hacer otras cosas. Pero quien no está así…

Prioridades…

Encargue que me hiciesen el cinturón, tengo ganas de tenerlo la verdad.
También tengo que comprar carretes y llevar a revelar el que hay en la cámara, pero no quiere salir. Tendrán que abrirla con el saquito ese negro…

Por fin ha llegado la comida de Puck, pensaba combinársela con la que le compro al peso, esa de granja, pero como ha tardado más de lo que me esperaba. Ese bichejo malvado come mucho, se pasa el día comiendo y durmiendo. Y para colmo, le doy chuches, para que se haga más simpático, “por el oro baila el mono”, pero conmigo sigue siendo muy borde.

Bueno, a ver si esta tarde me da tiempo a hacer todo lo que quiero, y tengo que hacer. Como ir a vacunar al conejo malvado.

Gracias Puh por actualizarme el blog.

miércoles, octubre 10, 2007

La entrada de cine de Nezha







Chan, chan, chan, y al mirar tu blog, me he dado cuenta de que esta es tu entrada. ¿Sabes porqué? Me ha hecho gracia y he decidido subirla también, aunque está un poco hecha polvo de estar por el bolso y tal.

Por que Nez y yo nos juntamos en Valencia, no para ver emos, ni pseudo-goticosos, ni auténticos heavys con chaqueta de cuero aunque haga calor, si no para ir a ver HAIRSPRAY y desear cantar y bailar por la calle.

Entrada 300, el sábado con Nezha



El sábado 6 fue el día estrella. Fue el día interesante para contar, quede con Nezha en Valencia. Íbamos a ir más gente, pero ahí está lo divertido, o no. Puh iba a venir, era quedada de pollos, así que su chorbi también tenía que hacer acto de presencia. El factor chorbi de Puh nos daba la maravillosa opción de dormir enValencia, pero no, Chorni, fue de los primeros en rajarse. Estaba malo, en consecuencia Puh se descolgó, dejó de interesarle el viaje. Pero no importaba, aún estábamos Sidhes, Nezha y yo. Había que seguir intentándolo.

Sólo necesitaba un coche para llegar, y lo conseguí, cuide de mis nenes, y cuando acabe salí para Valencia. Y aquí viene la parte de cómo llegar a la estación, es fácil, pero a veces lo fácil se hace difícil. Pero la gente es muy amable, y me hicieron un mapa. Tan sólo tenía que seguirlo…







Me encontre con Nezha y buscamos dónde aparcar. Al final toco aparcamiento de pago. Llamamos a Sidhes, pero no lo cogía. Así que estábamos Nezha y yo, pero no pasa nada, porque somos chicas glamourosas.


Las chicas glamourosas como nosotras, leen que hay un bar en la segunda planta, y suben a tomarse algo.
Las chicas glamourosas como nosotras, descubren que el bar en una pequeña barra y sonríen alegremente.
Las chicas glamourosas como nosotras, se cruzan con gente con botas, con el calor que hacía y no se ríen

Nos hicimos fotos por todo el precioso cine, estuvimos paseándonos por todas las plantas es que nos tendrían que haber especificado que tipo de bar era. Pero no importa, porque somos unas chicas muy majas y nos divertimos como nadie dando vueltas por el cine.

En definitiva, nos lo pasamos bien, estamos dispuestas a volver a intentarlo.

martes, octubre 02, 2007

Ayer, ayer.. y ahora



Ayer vi “Amores perros” de Alejandro González Iñárritu. Me encanta la película pero cuando le quedaba como media hora, es un largometraje de 2 horas y 25 minutos, me di cuenta de que ya había visto el final.
Aún así me encanto.

Ayer hable con Susi, y luego me volví loca buscando apuntes.

Ayer pasee a Tierra y creo que la perra me ve gorda, porque me hace caminar mucho.

Y hoy se me ha caído una empanadilla de tomate recién comprada al suelo. Casi lloro, pero me he resistido, me ha dado mucha rabia porque tenía hambre, y encima me he planteado si me la podía comer de todos modos, total, superado el asco que me da. El problema es que me lo he planteado después de tirarlo a la papelera. Ya no había vuelta atrás, además, teniendo en cuenta todo lo que pasa por el suelo. Soy demasiado escrupulosa para habérmelo comido, no lo hubiese hecho.

Bueno, superada esta fase, me iré a casa a comer.

lunes, octubre 01, 2007

Super Coco


ojos


De jueves a domingo, sin prisa.



Mañana por la mañana seguramente no tenga tiempo de escribir todo lo que me gustaría, o quizá sí. Pero se me pasan demasiadas cosas por alto. Quiero contar lo que he hecho estos días.
Como escupir la manzanilla estilo escupe fuegos para resultar más sexy. Sí, eso es sexy, sexy, sexy. Y tener a un hombre maduro (que bien suena si lo escribes así) como secretario, organizando citas y eventos y confirmándolas para mí. Este viernes pasado además disfrute de una excitante, no espera, eso fue el jueves. Este pasado jueves disfruté de una no poco emocionante velada en el “Pinky Park”, ese maravilloso parque de bolas y colchonetas al que los mayores de 10 años no podemos entrar, pero con cafetería. Es gracioso igualmente.

Mi amable secretario en funciones me ha confirmado una cita para el lunes a las 14.00. Todo un detalle por su parte. A ver como queda el asunto.

Hmmm, entonces el jueves que más pasó, oh, inolvidable, mensajes de Nez, para más información actualizaciones de su blog. Pero permíteme decir, que si nos vemos en la oscuridad de la sala de cine, me sentaré a tu lado, y te cogeré de la mano. También tendremos que concretar, a ti las palomitas te gustan dulces, o saladas. ¿Por qué no serás de esas que no comen chuches en el cine?

El viernes Felipe dio señales de vida. Sí, Felipe aún vive. Pero de momento sólo lo he visto el sábado, tras pasar una de tantas mañanas rodeada de gérmenes. No salí por que me encontraba en condiciones de meterme en la cama con todo mi ejército de mocos y estornudos. He empezado a leer “Cien años de soledad” de García Marquéz. Y un capitulillo de “Hombres, modo de empleo” de Teresa Viejo. La verdad es que he comenzado el segundo sin llegar a terminar el primero por que soy muy vaga, uno estaba a mi lado en la cama, y el otro en el salón. Pero tras una ducha caliente y una comida sana y equilibrada, he vencido el efecto nocivo de los gérmenes.

Todavía no tenemos claro el tema del cine en Valencia. Pero es que nos encanta complicar las cosas. De momento la solución más rápida es que vaya sólo una. Pero todo puede cambiar, aún tenemos tiempo para ver que se hace y como. Ya sé que el sábado librare de nenes, que se van a “Port Aventura” con toda la familia. Supongo que todo lo demás también irá aclarándose cuando llegue el momento.

jueves, septiembre 27, 2007

Cansadita estoy hoy



Una mañana de *mira el calendario* jueves, vaya que rápido pasan los días. Anoche dormí bien pero me he levantado floja, me ha costado un triunfo despertarme, ducharme y todo ese proceso .Es que me acosté hecha polvo.

Mi querida Tocaya está de vacaciones y me invito a escalar con ellos, he ido con ellos varias veces. Pero ayer no estaba claro si iba a hacer buena tarde para escalar, así que me llevaron a navegar con su barquito, es muy mono, es un pesquero pequeñito que no va muy rápido.

Está en el puerto de Altea, así que hasta allí fuimos con el coche de Fer, pero es que yo me mareo en coche, y no me acordaba, porque nunca voy detrás. Bueno llegamos al puerto, y creí que se me pasaría pero notaba el estomago revuelto por el mareo. Subimos al barquito y muy bien, intente hacer algunas fotos, pero claro, con las olitas y tal, no sé yo si me puedo fiar del resultado.

El tema mareo coche, barco, más coche, es de esperar el resultado. Así que Mima me dio de cenar manzanilla y un yogur. Así estoy hoy.

No sé nada de mi nueva hermana adoptiva, sólo que ha ido a Madrid de acompañante.

Mi hermano de siempre espera una llamada mía.

viernes, septiembre 21, 2007

Un sueño raro



Buenos días, saludo y casi acabó ya mi jornada. Pero he recordado que quería escribir esto. Anoche tuve un sueño rarísimo, sí, pero raro, raro.

De primeras estaba en un autobús, fuera hacía sol y esas cosas, pero iba abrigada, con un abrigo largo con pelos. Además llevaba falda larga, sí, falda larga. Lo mejor de todo es que el autobús era una mezcla de los autobuses viejitos que iban por Madrid, y los nuevos.

Seguimos con detalles curiosos, en el bus estaba Sam, con su típica sudadera blanca, y entraba Geli, y se quería acoplar al viaje, porque se ve que habíamos quedado. Así que puestos a molestar se sentaba encima de un chico, hasta sacarlo de quicio. Le poníamos la excusa de que habíamos quedado con Antonio, para que no viniese, y era tal el agobio del otro muchacho, que se venía con nosotros para evitarla.

En el exterior desde el autobús, se veía como solares desiertos, y la gente, aparecía cargada de ropa, pero no hacía frío. Y no hacían más que pasar cosas surrealistas. Porque un autocar, se caía dentro de una enorme piscina, y era engullido por el agua, y era como si fuese algo habitual .La gente no se sorprendía ni salía nadie del autocar.

…[Os quiero a todos a mi modo]…

martes, septiembre 18, 2007